Retrospectiva

Viene a mi mente una película la cual pude ver hace unos años, no recuerdo el título, pero la historia gira en torno a un hombre de ciencias que en una noche conoce al amor de su vida, esta sufre un accidente ese mismo día, falleciendo. El científico, obsesionado por el amor de esta dama, crea una máquina para regresar en el tiempo hasta el día que ocurrieron los acontecimientos, todo con el afán de poder cambiar las cosas y su amor no muera. Este hombre completa su obra, regresa en el tiempo, no obstante, todo resulta inútil, pues la muchacha nuevamente muere, y es así como entra en un círculo de retornos, empero cada vez que lo hace, de una u otra manera la doncella muere.

Hoy iniciamos un nuevo año, este momento quizá nos ayuda a revisar lo que hemos hecho o dejado de hacer en el año que pasó, una pregunta viene a nuestra mente, ¿será que hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance, o dejamos algunas cosas para mañana?, y este mañana aún no llega y quizá nunca llegará. Otros tal vez desean poder producir una máquina del tiempo para regresar al pasado y tratar de cambiar algunas cosas, o hacer otras que dejaron de hacer, sin embargo, eso es solo una ilusión, una quimera.

Ese abrazo no dado, esa frase en silencio, esa idea que se perdió entre tanto pensamiento, esa sonrisa escondida, la tristeza y el dolor guardado, un poema no escrito, un estudio truncado, una meta no alcanzada, o un sueño no realizado; el viaje esperado que no se pudo, el mirar a los ojos en silencio, el acercarse a alguien amado o alejarse de alguien que nos hace daño, son tantas cosas que no se dieron, olvidándose de las cosas que se lograron.

Sea como fuere el ayer ahora es pasado, es recuerdo, es historia, y lamentablemente no se puede cambiar, debemos vivir con el peso de nuestras decisiones, aprendiendo a vivir el presente aun sabiendo que nos volveremos a equivocar.

Debemos entender bien lo que nos dice el Predicador: “para todo hay tiempo…”, “todo tiene su tiempo debajo del sol…”. Se debe entender que todo lo que hemos vivido, todo lo que nos hemos pasado nos va formando, nos va moldeando y nos va ejercitando para lo que viene luego, para el ahora, para el mañana, para nuestro futuro. Son todos esos momentos los que nos ayudan a crecer y ese crecimiento debe reflejarse hoy.

Así mismo se debe tener presente: “todo lo viniere a tu mano, hazlo…” por tanto, si hoy tienes una meta, llévala a cabo, no desmayes, si estás estudiando no abandones, si tienes un proyecto pon tu mejor esfuerzo, enfócate, piensa diferente, puede ser que alguien te exprese que te pierdes lo bueno de la vida si no haces esto o aquello, no hagas caso, no creas que te pierdes de disfrutar de la vida, porque lo que crees que pierdes te pueden desenfocar de tu objetivo principal, regresando al punto inicial, es decir a dejar algo inconcluso, que a la final de cuentas cuando veas en retrospectiva verás que no has avanzado.

No hay máquinas para regresar en el tiempo, no se puede cambiar el pasado, pero si se puede vivir el presente y forjarlo con sabias decisiones, aprovechando bien el tiempo, este regalo precioso que nos da Dios. Somos afortunados, pues hoy podemos disfrutar aún de las bendiciones del Altísimo, el año pasado, como suelen decir, muchos sueños fueron truncados, un gran número de personas fallecieron, conociendo eso se puede decir somos privilegiados, no olvidemos eso, hagamos nuestra parte en este mundo, siendo luz alumbrando en las tinieblas, siendo la voz que proclama las buenas nuevas, siendo ejemplos vivos de una vida que refleje a quien pertenecemos…

JL

1 comentario de “Retrospectiva”

  1. La película se titula «La máquina del tiempo» The Time Machine, año 2002 dirigida por Simon Wells es un remake de la película de 1960.
    Tienes mucha razón el tiempo más importante es el presente, un regalo de Dios que hay que vivir bajo su gracia. Aprovechando bien el tiempo, porque los días son difíciles Efesios 5:16.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.