Viaje Evangelístico a Kumanii

Del 16 al 21 de marzo, los estudiantes y profesores de EQEB hicieron un viaje a nuestro sitio de ministerio en la selva ecuatoriana, Kumanii. Prepararon charlas evangelísticas, artesanías, espectáculos de títeres y dramas interactivos visuales, todo esto con el único fin de declarar el mensaje de Dios en los diversos pueblos a lo largo del río Cayapas. Me llenó de orgullo la forma en que trabajaron, por la mañana hicieron trabajo físico en el Centro Misionero Kumanii, y por la tarde visitando al menos dos aldeas.
En momentos como este, en el campo, se tiene una mejor idea de la asimilación de la enseñanza puesta en práctica por parte del grupo. Puedo decir con orgullo que tenemos un grupo excepcional de evangelistas en formación. Una de las conclusiones que obtuve de este viaje es cuán importante es la capacitación tanto a las damas, como a los varones para servir en la iglesia del Señor.
Como todos los buenos experimentos científicos que tienen un grupo de control y de prueba, el grupo estuvo unido durante los dos primeros días, pero el sábado hubo un día de damas en Kumanii dirigido por Lourdes, directora del programa de damas, y la participación de nuestras hermanas, alumnas. Las damas tuvieron alrededor de 35 hermanas chachis y afroecuatorianas, mientras nosotros, los varones, tratábamos de hacer nuestra campaña evangelística en el pueblo de Telembi.
Nos las arreglamos sin ellas, pudimos comunicarnos con los niños y los padres de este pueblo, sin embargo, pude notar una desconexión de la relación y la integridad cuando les hicimos nuestro llamamiento de Cristo. Nuestras estaciones con los niños y las señoritas estaban incompletas sin el cuidado maternal y especialmente el grupo de artesanía, que cuenta la historia del evangelio mientras se hacen pulseras para las señoritas. Alabo a Dios por la forma multifacética en que usa a toda la familia de Dios para difundir su mensaje de amor.
Esta semana de servicio fue muy necesario para nuestro equipo, cuya interacción ha sido principalmente por zoom, y en el salón de clases con mascarillas y socialmente distanciada. Este fue el primer viaje que hicimos juntos desde la pandemia y espero pasen muchas más oportunidades para comunicar colectivamente el amor de Dios en la calle o en el río.

Campaña Kumanii

Campaña Kumanii
Campaña Kumanii
Campaña Kumanii
Campaña Kumanii
Campaña Kumanii
Campaña Kumanii Campaña Kumanii Campaña Kumanii Campaña Kumanii Campaña Kumanii

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.